Warren Hern presume de matar niños justo antes de nacer

Warren Hern presume de matar niños justo antes de nacer

Por su interés publicamos algunos extractos del siguiente artículo de Infocatólica.

El abortista Warren Hern es famoso en Estados Unidos por abortar en cualquier etapa del embarazo. El abortorio que dirige en Colorado es el principal competidor del gigante abortista Planned Parenthood porque es capaz de abortar desde las primeras semanas de embarazo hasta el mismo día en el que nace el bebé.


 

Incluso en el encabezado de su página web se jacta de ello: «La próxima vez que un abortista te diga que en el tercer trimestre no puedes abortar, ya sabes donde tienes que acudir».

Según publica LifeNews.com, Hern cuenta con muy pocos trabajadores, para que no desvelen lo que ocurre en el interior. Sin embargo, ha habido filtraciones por parte de un extrabajador que ha revelado cómo se asesina a los bebés de más de ocho meses.

«Hern aborta en un estado tan avanzado de embarazo que el bebé sale llorando y buscando con la mirada a su madre», ha asegurado.

Pero parece que este exempleado no se ha arrepentido de su trabajo en el abortorio. Cuando le preguntaron sobre el horror de abortar pasado el tercer mes de embarazo, afirmó que «es mejor matarle cuando todavía está saliendo, a que nazca y esperar que acabe en el cubo de la basura».

La opinión contradictoria de este trabajador es absurda porque el destino del bebé es el mismo. Ya sea por una inyección en el corazón o porque se le tira a un contenedor de basura, el bebé morirá igual a manos de aquellos que aseguran defender los derechos de las mujeres.

[...]

Los trabajadores de Warren Hern

Él mismo confirma que muchos enfermeros y personal médico ha renunciado a su trabajo en el abortorio.

Varios enfermeros se han visto obligados a abandonar su puesto de trabajo al tener que lidiar con los restos de fetos abortados. «Cuanto más tarde es el aborto, más consecuencias psicológicas tiene para los enfermeros, muchos han renunciado», ha afirmado Hern.

No todo el mundo es capaz de lidiar con los restos de fetos abortados a los ochos meses, en el centro los trabajadores han relatado como habitualmente tienen pesadillas y se han visto obligados a pedir ayuda psicológica para superar estas experiencias traumáticas. La mayoría de empleados tiene que lidiar con depresión, miedo, agonía y espanto.

Otro de los trabajadores aseguraba que el equipo se encontraba en un gran dilema, porque mientras les preparaban para «resolver el problema» de las mujeres, ellos se encontraban un otro problema moral mayor. «Ellas salían del centro aliviadas sin ‘su problema'».

Comentarios

No se debe olvidar que en España también existen casos de abortistas que torturan y masacran bebés antes de nacer, a lo Warren Hern o Kermit Gosnell. Y que todos éstos gozan de una extraordinaria protección mediática y legal....

Pero a pesar de estos privilegios, a veces estos casos salen a la luz. Si el escándalo del abortista Carlos Morín no hubiera sido revelado por la prensa extranjera, seguiríamos sin enterarnos de lo que ocurre en nuestra propia "casa". Nos alegramos de que, tras el incansable trabajo en los juzgados de Alternativa EspañolaCarlos Morín fuera finalmente condenado, aunque le fuera impuesta una condena ridícula para la magnitud de los crímenes que cometió y ni siquiera llegara a pisar la cárcel.